lo deleznable esta en mi y no en la sociedad que me corrompe

lo deleznable esta en mi y no en la sociedad que me corrompe
lo deleznable esta en mi y no en la sociedad que me corrompe

Seguidores

Google+ Followers

miércoles, 27 de junio de 2012

45-ID.

Rivadavia y Urquiza.


La barrera.

Los hijos de puta no pagan, pensaba azorado en el cotidiano trayecto, tan cotidiano como efímero, tan pronto como eterno, tan rápido como lejano, con la radio en el fondo del eco de un pensamiento volátil, con la cotidianeidad de una primavera tardía, de una historia trunca, de miles de días, siempre una casualidad se enfrentaría a la sorpresa de la barrera de Rivadavia y Urquiza, como una escupida, despertar mirando perplejo el paisaje circundante del caos, adornado por los deshechos de pájaros como azules regalos del inconsciente clavados en mi parabrisas, pórtico privilegiado de mi audiencia ante el rito matinal desmesurado, luego de ese llegar sin saber por dónde ni porque con la mente volada, el cerebelo eficiente me guiaba sistemático al ritual no pudiendo recuperar el pensamiento escondido en esas cuadras previas, ni siquiera una palabra de las que habían sido vertidas en mi camino emitidas por la radio siempre en el mismo canal.

No lo había visto así nunca, el tipo recaliente insultaba descontrolado, todos mirábamos y escuchábamos el escalofrío de las puteadas desmedidas, éramos muchos y como todas las mañanas estábamos detenidos en un mar de autos en infracción de una barrera en la Pcia. de Bs As, tipos en contramano, algunos pretendiendo girar a la izquierda en el semáforo y así obstruyendo la Av., doble fila etc., y la Puta Madre que te Pario!!!!! tan clara como esperada, la atención me había llevado a perder nuevamente mi pensamiento en tiempo real, para fijarme en la puerta blanca inmensa de la camioneta que recibía aquella atropellada de puteadas tras haber obstruido el paso del ofendido- ofensor, se crispo el viento con la apertura en cámara lenta, como si fuera un cuadro a cuadro voló en pedazos la respuesta temida, la contraofensiva que yo suponía iracunda y contra contestataria, llegó sorpresiva, “que querés hermano estamos en la Argentina”.

Sera por eso que aquella mañana no había registro de mi memoria ni de mi radio una vida a ciegas con esta verdad esperando para darme un marco, todo era posible donde todo es posible, donde todos somos ejemplo dialectico inconfundible de conducta intachable, y operadores cotidianos de hacer lo que se nos viene en ganas y que vamos a destrozar en manos de otro y por supuesto la insolencia de sentirse estúpido durante tantos años pensando en que cosas están bien y cuáles no, siendo que todo está puesto para mí y todo puesto para ser juzgado por mí, y nada puede sojuzgarme , ahora entendía el estado natural de las cosas en mi sociedad, sentía tirante la piel de mi sonrisa, ancho de gloria dispuesto a proceder en mi destino, yo también apreté la bocina con vehemencia con la algarabía de quien tiene razón.

El ruido fue crepuscular, tremolo incandescente, todos miramos, el tipo había entrado de contramano con la barrera baja y obviamente no lo vio, un silencio mortal solo la radio y otros gritos, histerias del desacierto, conclusiones rápidas, y algunas reflexiones aunque solo retumbaba en mi aquella que hacía unos minutos le había dado sentido a tantos tragos difíciles de sobrevivir,

El eco volvía univoco “a donde te crees que vivís”.

No había un traje que reflejara aquel ánimo festivo y contradictorio de una mañana distante de pensamientos ocultos tal vez perdidos, perdidos en otras mañanas, en otras vías, caminado el hastío, enemigos trascendentales para ser cómplices a la vuelta, al cruzar reflexiones en acuerdo absoluto, ”el tipo se habrá dormido, estaría borracho, que barbaridad un inconsciente” un clic en la radio acompañando la espera, flashes de cordura, ambientes conocidos.

No quería escuchar la noticia, ni pensar en los días, el interior del auto seguía cálido, el humo del cigarrillo era un ambiente, la desfragmentación de las palabras en el interior de una espera harta de no encontrar respuestas esperadas, comenzar cada día siendo solo otro hijo de puta.
_______________________________________________________________________
ID de cualquiera por tomasuncafe-29/10/10.

5 comentarios:

  1. Pues a tocar bocina y a putear al projimo, que para eso estamos dentro de un coche, para atropellar la barrera que no se levanta o al tipo que se nos cruza adelante.

    Por suerte uno despues se baja, sale de esa armadura, y medianamente se tranquiliza, por algunas horas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Oh sí, claro que lo conozco, es el caos enfermizo y contagioso de cualquier gran ciudad que nos transforma en entes irracionales.

    Besos con valium :D

    ResponderEliminar
  3. agradezco el hecho de compartir sentimientos comunes, espantos de una sociedad nuestra sin dudas, pero deseada?, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno siempre queda el consuelo de que la mente no está aprisionada y poder observar lo que tu describes como meras muestras de la ilógica estructura o sistema que nosotros mismos hemos creado y no podemos desactivar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. absolutamente Clip imágenes a nuestro alrededor, haciéndonos espectadores de lo incomprensible del entorno y de nosotros mismos, un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...